Páginas vistas por los Aprendices

domingo, 30 de marzo de 2014

Publicar: la odisea del escritor


Querido viajero,

¡Bienvenido! Toma asiento, relájate y disfruta del post de hoy.

Hoy voy a tocar "El Tema". La publicación siempre ha sido un quebradero de cabeza para el escritor, sobretodo para el principiante. ¿Es posible publicar? Yo creo que no hay nada imposible, pero es un camino difícil en el que también has de tener constancia y suerte. Aún así, te repito que no te desanimes. 

Las editoriales son empresas que van a buscar beneficio económico para sí mismas (hasta aquí espero que estemos todos de acuerdo). Si ven que tú puedes proporcionárselo, ya tienes algo ganado. El mundo editorial en muchas ocasiones me recuerda a aquellas telenovelas tan enrevesadas llenas de engaños, mentiras y oportunismo por doquier donde la protagonista, dulce e ingenua, siempre cae en trampas o se deja engatusar fácilmente por los villanos. Así veo yo un poco la situación. Aún así, siempre puedes decidir no ser un protagonista dulce e ingenuo estando preparado e informado sobre todo lo que puedas encontrarte en tu aventura. Espero poder ayudarte con esta entrada de hoy.

Empecemos por la primera opción. Las editoriales tradicionales, de acceso realmente complicado para un escritor novel, se harán cargo de los gastos de edición y de la promoción. Dependerá del contrato y cómo negocies, pero por lo general hacen tiradas de entre dos mil y veinte mil ejemplares de tu obra y por supuesto tú te quedarías con un 10% del precio de venta (esta información es de carácter general). 
Hoy en día el tema de la promoción no es como antes. Ahora las editoriales tienen sus escritores "VIP" con los que ganan dinero, por los que se desviven y enfocan casi todo su tiempo, sabiendo que ellos por sí mismos generan ventas. Tú, recién llegado, sin nombre (sin marca) no generarás tantas expectativas. Te voy a poner un ejemplo muy triste pero real: la señora que se acostó con un torero hará ya veinte años publicó hace poco un libro que va ya por la octava o novena edición. Las editoriales, como apuntaba al inicio de la entrada, hace tiempo que no apuestan por el valor literario, da igual que se trate de autores consagrados como de jóvenes promesas. Son empresas, se deben a sus accionistas y a los resultados de sus cuentas... Sabiendo esto, no vayas de iluso. Ármate de paciencia y elabora tu estrategia.

Si quieres apostar por esta opción, haz una lista de editoriales relacionadas con el tema de tu obra y empieza a enviarles tu manuscrito (en cada web te dirán cómo tienes que presentarles la propuesta, así que es importante que lo hagas bien). MUY IMPORTANTE: Antes de enviar o publicar tu escrito en cualquier sitio, ¡regístralo! Nunca, nunca envíes tu obra sin estar registrada, nunca. Ve al Registro de Propiedad Intelectual  y haz las cosas bien.

Las editoriales se toman las cosas con calma, así que no esperes que te respondan rápidamente. Si recibes una carta de negativa no desesperes, sigue intentándolo. Piensa que muchas veces ni se leerán el manuscrito, así que quizá apostar por editoriales pequeñas sea mejor estrategia, eso depende de tí.

Hay escritores que optan por la figura del Agente Literario para ayudarles a entrar en las editoriales tradicionales. Es una opción muy válida, hay grandes profesionales con mucha experiencia ahí fuera pero... cuidado... también hay estafadores. El agente literario defenderá tus derechos de autor, buscará el editor adecuado, revisará el contrato, etc. Normalmente el agente NO te pide un adelanto económico (si lo hace, alerta) ellos se quedarán un tanto por ciento de la venta y si eres novel el contrato inicial será sólo de un libro. Si tienes éxito re-negociaréis. Igual que en el caso de presentar tu obra a editoriales, aquí también te recomendaría hacer una lista con agentes literarios. Tómate tu tiempo, no seas impaciente. Estúdialos, mira sus currículums igual que ellos harán contigo, busca sus publicaciones en caso de haberlas, así elegirás al adecuado. Cuando ya lo tengas, contacta con él/ella y recuerda que, por el momento, a ellos no hay que enviarles el manuscrito, sólo una buena carta de presentación que contenga tus datos, una breve presentación de ti como autor, un párrafo con la descripción de tu novela (argumento) y alguna estimación que creas que puede ser interesante. No la hagas larga, ni te hagas el gracioso ni les expliques tus "penas"; ellos también son una empresa y no quieren saber si eres guapo o escribir es la ilusión de tu vida, quieren ver si eres rentable así que ¡véndete bien!

Por último, está la opción de Autopublicar. En esta opción tú eres el escritor, editor, comercial, publicista y contable. Hay infinidad de escritores que optan por esta alternativa por todo lo mencionado anteriormente. Quizás hayan sido rechazados por las editoriales tradicionales, quizá directamente hayan apostado por este sistema... los motivos pueden ser distintos. La autopublicación ha abierto un nuevo "mundo" editorial en el que cualquiera puede optar a este sistema, tanto escritores con excelentes obras, como (y siento ser así de brusca) auténtica basura. La web es como una jungla llena de libros, hay millones, billones, infinidad. ¿Cómo destacarás entre tantos? Este punto lo hablaré en la Taberna más adelante, de momento no te preocupes. Si escoges esta opción, te diré lo mismo de siempre: ten paciencia, cuida tu obra y cuando lo publiques asegúrate que es el resultado que querías (he leído muchos libros de autores autopublicados con muchísimas faltas ortográficas y de estilo que casi me hacen sangrar los ojos....). Los pasos para que sepas cómo autopublicar, los pondré en breve en este blog. 

A modo de conclusión, esta humilde tabernera sigue aconsejándote que escribas para ti, porque eres feliz haciéndolo y sin pensar en si venderás un ejemplar, tres o cinco millones. Las cosas salen mejor cuando las haces porque te agrada hacerlas.

Hasta aquí la entrada de hoy, espero haber aclarado tus dudas ^^







7 comentarios:

  1. Realmente interesante, gracias por todos esos consejos me parece una información muy útil.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias a ti, Juan Ternero, por pasarte por la Taberna!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con la entrada. Como escritor novel, me costó lo mío encontrar una editorial para mi primera novela, que hace casi un año que se publicó (sólo en formato electrónico), y en ese tiempo me he planteado muchas veces que habría sido mejor autopublicarla: la editorial no se molesta en hacer ni la más mínima promoción, y la promoción que yo hago habría sido más exitosa si el precio de la novela hubiera sido más bajo que el que ellos han puesto. Si alguna vez acabo escribiendo mi segunda novela (aunque realmente, tal como está el patio se te quitan las ganas), es muy probable que la autoedite directamente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jesús P. Zamora, ¡que nunca nadie te quite las ganas de escribir! Gracias por compartir tu experiencia con nosotros, te deseo todo lo mejor para tu segunda publicación.

    ResponderEliminar
  5. Soraya, me encanta cómo te expresas en decir las cosas y los consejos que haces!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nacho! Gracias por formar parte de la Taberna y por tu crítica; ya sabes que esta es tu casa :) Un pajarito me ha dicho que te encanta escribir así que, como siempre decimos los Aprendices de Mago: "escribe, escribe y escribe" ^^

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Dragonica Purple Star Glove Pointer