Páginas vistas por los Aprendices

lunes, 4 de agosto de 2014

La primera revisión de tu novela


Querido viajero,

¿Cómo va tu aventura? Seguro que ya has avanzado mucho, al menos ¡eso espero!

Antes de poner en práctica los consejos de este post, te recomiendo que leas la entrada "El primer borrador" o al menos tengas terminada o avanzada tu historia.

Hoy en la Taberna vamos a tratar un tema muy importante: la revisión de tu novela. Verás que he titulado este post "la primera revisión" y es que es conveniente hacer más de un repaso a tu obra. Si tienes pensado contratar los servicios de un corrector no hará falta que te centres en detalle en la gramática o el estilo (aunque sería estupendo para tu mejora), pero sí hay que controlar en todo momento la historia, las subtramas, que todo cuadre y fluya sin que haya dudas de cara al lector. Veamos algunos consejos de esta humilde tabernera:

Te recomiendo, como ya he comentado anteriormente, que dejes reposar tu borrador unas semanas antes de iniciar la revisión (hay escritores que incluso la dejan reposar meses o años). Esto servirá para que tu mente descanse y, al retomar la lectura, veas rápidamente los errores que has cometido. Por tanto, sepárate emocionalmente de tu obra

Haz una primera lectura general. Puedes anotar ideas cuando termines cada capítulo, o bien corrige los errores graves que vayas viendo, pero de forma muy global. 

Una vez hecha la primera lectura, empieza la verdadera revisión. Seguramente hayas planificado cada capítulo en una libreta, tal y como te recomendé en "Quiero ser escritor" sería conveniente tener tus apuntes a mano para ir tachando o marcando lo que consideres correcto, o que está añadido o no a la historia. También ten presente las fichas de los personajes por si en alguna descripción hubiese errores (por ejemplo, que en el capítulo uno tu protagonista tenga los ojos azules, y posteriormente los hayas cambiado por marrones).

Corrige lo que creas conveniente. También puedes hacer nuevas aportaciones o auto-sugerencias de mejora. Si no has revisado la historia al completo antes, incluso verás tu propio cambio de estilo. El final de la historia se acercará a tu estilo mientras el principio lo encontrarás torpe, con frases estilo "frase, punto, frase, punto", así que no te asustes y disfruta viendo tu madurez como escritor.  

Es sabido por muchos que existe, en este proceso de revisión, "Las Tres Erres". Yo he añadido algunas más gracias a la experiencia: Releer, Revisar, Recortar, Reorganizar y de nuevo Reposar. 

Querido viajero, verás que mientras estás revisando y corrigiendo, llegará el temido momento en el que debas eliminar ese párrafo que tan bien te había quedado... te encariñas con los personajes y te implicas emocionalmente en la historia como si formases parte de ella. Aún así debes priorizar y velar por el conjunto más que por esa escena tan bien parida. Recuerda que las escenas por sí mismas no tienen peso si no son importantes para la historia. Hay algunos escritores que añaden "paja", incluso capítulos enteros, muy bien escritos, pero que no aportan absolutamente nada a la historia... Para mí, eso es entorpecer el conjunto. 

Un truquito que a mi me va muy bien a la hora de revisar, es hacer la lectura en voz alta. Así puedes notar la fluidez y el ritmo con el que el lector se encontrará una vez tenga tu novela entre sus manos (avísame si publicas, será un placer leerte). 

Cuando hayas revisado toda la historia, te recomendaría que la dejases leer a aquellas personas de tu confianza. Eso sí, siempre pide un feedback sincero y no te tomes a mal las sugerencias de mejora que te hagan. Aprende a "cambiar el chip". Es mejor recoger una crítica negativa y transformarla en mejora, que ignorar el error y seguir cometiéndolo. Puedes repetir el proceso de revisión tantas veces como quieras, especialmente si vas a autoeditar o presentar tu obra a editoriales sin pasar por correctores profesionales.

Por último, pero no menos importante... aprende a decir "FIN". Verás que es más fácil decirlo que hacerlo... Nunca es suficiente, siempre ves errores y fallos, deseas mejorar aún más... Amigo mio... mucho me temo que siempre, siempre verás errores. Siempre. En algún momento tienes que parar y decir "he terminado", de lo contrario tu obra inconclusa acabará siendo una obra abandonada

Hasta aquí la entrada de la semana. ¡Espero haberte ayudado! Puedes dejar tus comentarios si tienes dudas o se te ocurren más consejos para ayudar a otros Aprendices.

Recuerda, como dice el juramento de la Orden de los Aprendices, sé feliz y siéntete orgulloso de ti mismo. No todo el mundo puede desarrollar una trama ni tener la imaginación para ver mundos mientras se está despierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Dragonica Purple Star Glove Pointer